Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:


Temporada 19/20 y retoma el pulso el Real Madrid con una imagen que recuerda mucho a la del año pasado. Jugadores en mejor o peor forma, que son capaces de organizar defensas numantinas, tocar el balón hasta marear al rival y llegar con poca o nada mordiente al área contraria.

karim-benzema-paris_15_970x597

 

Hemos fichado a algún jugador de relumbrón, como Hazard y algún otro defensa que está por ver en qué queda (Milatao, Mendy) – siempre he creído que los entrenadores fichan a jugadores con los que se llevan comisión, sino que me expliquen lo de Mendy y la salida de Reguilón cedido-

Pero amigos, no hemos recuperado ninguno de los 50 goles por temporada que nos dejaba Cristiano Ronaldo. Seguimos sin Gol, que es la esencia del fútbol y lo que hace sumar puntos y ganar partidos. Somos capaces de anestesiar al contrario a base de encadenar pases. Y sedar al público también. Ojo que puede ser un recurso muy válido para controlar un partido – recuerdo la gloriosa final de la duodécima, los italianos de la Juve estaban buscándola aún-. También, en momentos de inspiración, conseguimos una tormenta perfecta de combinaciones y armar un contraataque letal;  pero lo normal viene siendo que si llega un balón al área, es con un mal centro que nadie remata o para que la coja Benzemá, uno de los capos de la mafia del pase, caracolée y busque asistir a un compañero -normalmente imaginario- o termine jugando el balón hacia atrás.

Y es que la mafia del pase, es ese conglomerado infinito de tocones que atesora la plantilla, y que según quién juegue, son Modric, Kroos, Isco, Marcelo, Benzemá, a los que este año contagian inevitablemente (esta mafia del pase seduce a cualquier jugón que se precie) a Rodrigo, Kubo y Hazard. Vale que Bale no entrase en la mafia del pase. Pero bueno, es que este no ha entrado ni en España.

Lo que no se da cuenta Zidane, es que seguimos sin gol. Y de lo que tampoco se da cuenta, es que el Real Madrid, desde tiempo inmemorial, siempre ha tenido a dos delanteros con un rol complementario. Un asistente, que abría huecos, guerreaba con los defensas, recibía de espaldas, asistía a las llegadas y aunque hiciera algún gol, no era su vocación principal, y otro delantero que es un matador, un rematador, que vive por y para gol y que cada balón que recibe, busca introducirlo en la portería ajena con la heurística más breve posible.

“A menudo me siento más contento dando un pase, que marcando el gol yo mismo”. ¿Recuerdan quién dijo esa frase?. Sí, Emilio Butragueño, el Buitre, compañero de ataque del matador mejicano Hugo Sánchez. Y de Raúl con Zamorano, Morientes, Van Nistelroy y después Ronaldo Nazario, ¿también se acuerdan?. Y en las últimas fechas, “ese 9 con alma de 10” que se autoproclama Karim Benzema, escoltando al bicharraco de Cristiano. Pues eso, siempre delantero más pasador combinado con otro más matador.

Pero ahora resulta que tenemos sólo a Benzema arriba. Que técnica tiene y mucha; y envergadura y sus golitos hace. También sus asistencias. Pero es que este 9, tiene que estar acompañado del verdadero 9, “de un 9 con alma y cuerpo de 9”, del tío de área que recibe y no mira al compañero, mira la portería. Mariano es nueve puro, Jovic parece que también. Morata, con su torpeza, lo era. Cristo, que se ha ido al Udinese, lo es. ¿Mayoral? No, Mayoral es una versión mejorada de Benzemá, tiempo al tiempo, pero hemos quitado al máximo goleador de la Historia del equipo y nos ha dejado un hueco que el entrenador no acierta a reparar. ¿Tan difícil es, señor Zidane?. Haga usted la de sustituir a jugador por jugador del once, y aunque sea por fuerza bruta, dará con la tecla. Pero no sea usted tan torpe de mantener este “equipazo”, como usted dice y estoy de acuerdo, con esta inoperancia ofensiva galopante. Si los goles no llegan,  ¿no se le ocurre tocar alguna pieza de la delantera? Por favor, Zidane, que los pases están muy bien para elaborar el juego,  pero una vez alcanzada el área, ¡hay que tirar!, hay que definir, y para eso hace falta jugadores que hagan el gol, que parece que jugamos muchas veces a fútbol sala, hombre.

7c911bde348c411fa8dcbd1f725964d6-kvyf-u463803138853qug-980x55440mundodeportivo-web

En fin, rezando para que se le ilumine al calvo la bombilla, o alguno de sus asistentes, cierro sesión, deseando una próspera temporada a todos los madridistas de bien; eso sí, con los dedos cruzados. Que alguien se lo haga ver, por favor. Que de obvio, es hasta tonto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


El propósito principal de esta nota es divulgar información sobre la lesión del título y que pueda servir de interés a todos aquellos afectados por esta patología. Considero que puede ser de gran ayuda pues yo, como persona que la ha padecido (hoy aún en rehabilitación), he sufrido primero la desinformación y después el consecuente desamparo, al ser incapaz de informarme correctamente por los cauces habituales, al dar con galenos cuyo verbo no es su fuerte o con profesionales de la salud entre desinteresados e ignorantes.

Narraré una cronología del proceso, desde los primeros síntomas hasta mi estado actual. También escribir este texto me supone un alivio moral, por tanto, recomiendo a quienes quieran omitir detalles y obtener información pura y dura, vayan directos a la primera sección con fotos.

DE MOLESTIAS A DOLOR

Practicaba tenis con asiduidad desde hacía meses y fue después de un largo partido, donde empecé a sentir molestias en la zona del tendón de Aquiles. El hecho fue curioso pues después de caminar largo con una amiga en una jornada turística posterior al partido, noté un hormigueo, una flojera, una sensación de debilidad en la zona, que sin llegar ocasionar un dolor fuerte que me impidiese caminar con normalidad, si comenzó a causarme una molestia que limitaba la seguridad de mis movimientos

Acudía al fisioterapeuta, llamemos “A”, que diagnosticó una tendinitis por sobrecarga. Me aplicó calor por ondas, masajes en la zona, microdescargas y frío, además unos estiramientos con los que parece mejoré.

Jugué después un partido más intenso, que completé sin problemas y marché unas semanas de vacaciones. Durante las mismas, conduje bastante, lo que en ocasiones me provocaba un dolor agudo que remitía rápidamente, pero que tampoco resultaba limitante. Recuerdo en la bañera del hotel, cuando el chorro del hidromasaje apuntando al tobillo, me causaba esa sensación de hormigueo, de dolor puntual. Ese síntoma, en reposo, debió ponerme en alerta, de haber sido más consciente, claro.

Volví de vacaciones, maljugé a duras penas un partido más y pasé consulta con el fisioterapeuta “A”, que insistió en el diagnóstico. A mi me resultaba extraño, pues tras casi tres semanas de inactividad deportiva, que esa molestia persistiera … así que tras otra sesión y en vista que no mejoraba, recurrí al fisioterapeuta “B”, de mayor prestigio y amigo de la familia, al que no había acudido antes por la imposibilidad de su agenda.

La molestia pasaba de castaño a oscuro y comenzó a provocarme dolor al caminar. Empecé con una leve cojera, a cargar más peso en el pie bueno, si bien cuando se calentaba, podía caminar normalmente.

Le conté los mismos síntomas al fisio B y ya en la primera sesión, descartó que se tratara de una tendinopatía y apuntó al astrágalo. Intuyó que lo que pudo producirse es un desplazamiento del hueso y que fuera lo que me estuviera molestando. Me trabajó la articulación y la recolocó, orientando el pie hacia adentro y mi sensación de apoyo mejoró. Caminaba sin dificultad.

El efecto duró una semana. Él mismo, tras la segunda sesión, me dijo que me animase a practicar deporte de nuevo. Recuerdo que salí a trotar y cuando subí mínimamente el ritmo, aquello se convertía en un pinchazo inaguantable. Volví caminando a casa, algo desmoralizado, lloviendo para más inri. Pasaba otro mes y el calvario se prolongaba. No podía desatender mis compromisos laborales, así que salía andando de casa cada día, rumbo al trabajo, cada vez un poco más cojito.

AL MÉDICO DE LA SEGURIDAD SOCIAL

Dada la durabilidad de los síntomas y la ineficacia de los tratamientos, acudí al médico de cabecera. “Tendinitis”, expresó la señora/doctor digamos “C”, a confirmar mediante una prueba de rayos X y la posterior revisión de un traumatólogo. La cita para la radiografía era para dentro de dos meses. Imposible, me dije. Acudí a una clínica privada al día siguiente y me practicaron la prueba. Inmediatamente se la acerqué al “fisio B” y no era capaz de apreciar nada. Me instó a hacerme una resonancia magnética. Yendo el dolor en ligero aumento, no dudé en buscar una clínica donde practicarme la prueba de manera inmediata.

Y al día  siguiente allí estaba, con el pie metido en ese tubito que emitía ruidos y sacaba imágenes en 3D. El médico que supervisó la prueba y emitió el informe ya me puso en aviso nada más salir del tubo. “Sí, efectivamente, se aprecia una lesión en el tobillo. Esto es más de traumatólogo”. Por cómo lo expresó, entre quitándole importancia y dándome el pésame, ya se intuía algo no muy agradable. Pero bueno, al menos ya se ve que tengo algo.

Lo siguiente fue conseguir pruebas con el traumatólogo público ( y yo con el miedo de que no admitiese las pruebas realizadas en clínicas externas). Fue rápido, gracias que podemos elegir cualquier centro dentro de la región. Y aunque no fuera el más próximo a mi casa, el mismo viernes podía ser recibido por un “trauma”, como dicen en la jerga.

Bien, este trauma, argentino, fue un poco más expresivo que el médico anterior y frunció el ceño al ver el informe y dijo “Pibe, bufff ¿Cómo te hisiste esto? …. mmm.. bueno, no pasa nada, yo esto lo derivo a los especialistas de pie y tobillo y te llamarán. Lleva el CD con la resonancia al servicio de documentación para que lo digitalicen en los sistemas del hospital”.

Un poco más acojonado, yo no hacía más que leer el informe y leía “LOC: lesión osteocondral en la cúpula astragalina superior, de un centímetro cuadrado aprox”. ¿Qué narices es eso de osteocondral? ¿y de astragalino? ¿y un centímetro es mucho?. Y sobre todo ¿qué remedio habrá  a todo eso? Tocaba averiguarlo. Llevé el informe al fisio B, que es la única persona que demostró una empatía con mi estado desde el principio, por lo cual, le estaré eternamente agradecido y a la doctora C, como autoridad pública.

La doctora <<C,>> se limitó a apuntarlo en el ordenador. La prueba no le interesaba en exceso, así que ni solicitó su digitalización. Me permití comentarle en su cara, con toda la calma del mundo, que las pruebas concluían un diagnóstico muy distinto al de una “tendinitis”. Su rictus cambio por un instante, pero tras pronunciar una frase de manual: “con los medios que teníamos …”, recuperó su estado original. Su paga y su horario nunca se habían inmutado. Sus vacaciones  y su plaza fija tampoco lo harían. ¿En manos de quién estamos? “Malditos funcionarios” -sic-.

Al fisio <<A>>, también le llevé los resultados de la resonancia. En su caso, mostró algo más de empatía, intentado explicarme en qué consistía la lesión que padecía, pero ni un gramo de disculpas por su reincidencia en el diagnóstico erróneo de la tendinitis durante meses. ¿Les enseñan en la facultad a nunca admitir un error públicamente ni pedir disculpas por ello? Empecé a sospechar que sí. Quizá también su casa no le habían enseñado lo contrario.

Desde la aparición de los primeros síntomas al establecimiento de un diagnóstico habían pasado casi tres meses. ¿Por qué a mí? ¿De dónde me venía esto? ¿Dónde estaría la meta? Ni idea, pero más cerca seguro. Segurísimo. Optimista que es uno.

ENTONCES, QUÉ ES LO QUE TENGO

En mi caso, tras ponerle nombres y apellidos a mi padecer, lo que he sufrido ha sido una osteocondritis disecante. Adjunto fotos de las pruebas y comentamos qué es esto en cristiano.

 

Lo de osteo, se refiere a daño en el hueso y condral, se refiere a una lesión en el cartílago, que es una membrana gelatinosa que rodea la superficie del hueso, lo protege y evita que suframos dolor al girar nuestras articulaciones y se produzcan  roces entre huesos. Hasta donde yo entiendo, es como una esponja o amortiguador, ¿un silentblock si eres mecánico? Algo así, espero sirva la metáfora. El nombre de condral, se debe a que deriva de los condrocitos, que son las células que constituyen el tejido del cartílago.

 

Por otra parte, el tobillo lo forman tres huesos: la tibia, el peroné y el astrágalo (esta último es el primero hueso propiamente del pie, donde apoyan los otros dos). Lo dos bultitos o protuberancias que tenemos a un lado y otro del tobillo, son los maléolos, (externo e interno) que en realidad, forman parte de la tibia y el peroné, y están como abrazando al astrágalo.

 

La lesión puede tener diferentes grados. En mi caso, lo que pasaba es que un trocito del astrágalo, estaba desprendido, como resquebrajado, descascarillado y se corresponde con las partes oscurecidas en las fotos adjuntas. En esa parte, al estar separada, no circula la sangre y es por eso que aparecen así, oscurecidas. Ese fragmento, no se había ido de su sitio, pero sí provocaba un roce y un dolor, por una fricción y un desplazamiento al caminar o girar el tobillo.

Por eso me dolía al caminar, porque se carga y se apoya peso en esa zona al andar. El milagro temporal del fisio B, se debió a que al colocar el hueso en una posición distinta, la zona afectada no sufría la presión normal al andar. Poco duró, claro.

¿CÓMO CÓRCHOLIS TE HICISTE ESTO, PIBE….?

Cómo me hice esto. Bueno, después de muchas cábalas, soy capaz de aseverar el origen de esta lesión. Jugando un partido de tenis en la segunda quincena de octubre, (como un mes y pico antes de acudir fisio A por primera vez) sufrí una torcedura al recuperar una posición lateralmente e intentar en vano, devolver un contrapié. Torcedura grave, que me dolió en su momento. Por no dejarlo a medias, acabé el partido (ganando, por cierto) eso sí , medio cojo. Pasado el trance, de forma sorprednente, no tuve dolores mayores, sólo una leve molestia, que desaparecía tras el calentamiento.

Después leí, que estas lesiones se producen por traumatismos continuados y en mi caso no quedan dudas. El esguince silencioso, abrió la lata, el brusco impacto de la tibia sobre el astrágalo en ese fuerte giro lateral, seguro causó afectación osea. El continuar jugando y saltando, cayendo peso en esa área, hizo el resto.

SOLUCIONES

Debía escuchar la opinión de los expertos y así hice. Consulté con tres doctores independientes y barajé otras opciones, asesorado por el fisio B. El problema de una lesión osteocondral, es que el hueso sí se regenera, con más o menos facilidad dependiendo de la edad del paciente y su estado de salud, pero el cartílago, al no circular sangre por él, no se regenera. Vamos, que los condrocitos se mueven menos que los ojos de Espinete. Enumeraré las soluciones que barajé, a modo de resumen:

  1. Infiltraciones de ácido hialurónico y tratamiento de fisioterapia. No llegaron a explicármelo bien del todo, pero entiendo que si tengo un fragmento de hueso despegado, ese liquido amortiguador que es en si el ácido, poco iba a solucionar de forma definitiva. No sé si se acompañaría con reposo, pero no me cuadró.
  2. Operación con aloinjerto. El tema consistía en coger cartílago de un cadáver compatible y ponérmelo a mí en el área faltante.
  3. Implante de condrocitos (ICC). La cosa aquí eran dos intervenciones. Una primera mediante artroscopia, para evaluar la lesión y tomar una muestra de cartílago sana. Ponerla a cultivar, que creciese durante un periodo de cuatro a seis semanas para después abrirme y ponérmela en área lesionada.
  4. Infiltraciones de RPG Endoret. Técnica pionera del trauma Mikel Sánchez. Básicamente te extraen sangre, la centrifugan, la aliñan, y esos factores de crecimiento ayudan a regenerar la zona dañada. Era obligado desplazarse a Vitoria para recibir el tratamiento, esperar lista y en palabras del mencionado doctor “No hay evidencias radiológicas en la regeneración de los tejidos” En mi caso, con el tamaño de la lesión, un cm. cuadrado, lo descarté. Mal, y luego cuento por qué.
  5. Condrogénesis autóloga inducida por matriz “Chondro-gide” (AMIC). Una sola operación. Te abren, te limpian el área lesionada, realizan microperforaciones en el hueso debajo del cartílago o hueso subcondral, y eso hacer que salga una babilla, tipo células madre o mesenquimales. A su vez, te tapan por encima con una membrana de colágeno sintético, derivada del cartílago porcino. Esa membrana tiene dos caras. Una impermeable, para limitar el sangrado de las heridas provocadas en el hueso y otra , que actúa como belcro de las células madre, para que se puedan adherir a esa superficie los nuevos condrocitos generados a partir de las células óseas.

LA DECISIÓN

Esta última técnica, la tenéis aquí descrita perfectamente por los dueños de la patente, y fue por la que opté: pincha para descargar este enlace

Tras consultar con la Dra Guillén, jefa de la unidad de tobillo y pie en la clínica CEMTRO, sobre la posibilidad de operar mediante artroscopia, ella misma me comentó que no sería posible hacerlo íntegramente. Es decir, si me decidía por la opción 3, una de las que me ofreció ella, la primera intervención si era por artroscopia. Pero la segunda, no. ¿Y si no es por artroscopia, cómo entraban al área lesionada? Pues entran practicando una osteotomía del maléolo interno. Dicho de otra forma, te rompen la tibia, sí, a la altura de ese bultito que comentábamos antes. Operan, limpian y para cerrar te ponen dos preciosos tornillo de titanio. En mi caso, de 3,5 cm.

Tras hablar con ella, perdí toda esperanza en operarme mediante artroscopia, pues no es sino su padre, el famoso Dr Guillén, quien introdujo en España en los años 70 esta novedosa técnica. Sí o sí me debía despedir de mi querido y original maléolo tibial. A continuación, imágenes de las radiografías tras la intervención:

 

Tras la intervención, el doctor me informó que el daño en el cartílago era del tamaño de una lenteja, y lo que más molestias me estaba ocasionado era la movilidad del fragmento oseo despegado. ¿Tenía sentido entonces la opción del aloinjerto que me ofreció un prestigioso médico D? No (aunque seguro que quería rentar la partida de muertos a la que tenía acceso). ¿La opción de las inyecciones hubiera funcionado? Opciones habría, desde luego, por ser tan pequeña la zona condral afectada. Pues, no es que me faltase un centímetro de cartílago. No. El centímetro cuadrado era el área total lesionada y la deducción del tamaño de la lesión condral, fue una mala apreciación del fisio B por la que ignorantemente me guié.

Cuarenta y ocho días de férula o canoa, desde la rodilla hasta el pie. Sin apoyar nada nada nada. Es decir, a la pata coja con muletas. Pierna en alto el máximo tiempo posible y después de este periodo, empezar a apoyar despacito. Entre medias, un par de curas de la herida y retirada de puntos (ocho, en mi caso). Como no, pinchazo diario de heparina. Después, retirada de la férula y diez sesiones de rehabilitación tres días por semana para recuperar la movilidad. Ya a la segunda semana empiezo a caminar sin muletas. ¡Bien! De vuelta a la vida autónoma.

Entro en la última semana de rehabilitación mientras escribo estas líneas. En el documento adjunto  (opción 5) va una tabla de tiempos, que en mi caso, parece se está cumpliendo; y que dice que a los 3 meses de la intervención, podrás hacer ciclismo o natación y a los 6, volver  a la actividad deportiva plena. Aunque mi doctor me dijo que para tenis, un año mínimo. Tocará ser pacientes.

Del tema dolores, os diré que el mayor sufrimiento se produjo a las 12 horas después de la intervención, debido a la osteotomía y que por cierto, la contemplé entrevelado. Una anestesia raquídea te hacía no sentir nada inmediatamente de piernas hacia abajo, pero la conciencia si funcionaba y lo que me aplicaron además fue una ligera sedación. Estaba adormilado, como drogado. Tuve la visión de tres momentos claves en la operación. El inicio, sentir tocamientos y golpes en mi tobillo, viendo maquinaria en el quirófano y al final, cuando me cosían. Tenía el convencimiento al salir del quirófano que la operación había durando media hora, cuando en realidad duró casi dos. Sí tuve tiempo de percatarme que grupo notorio de estudiantes presenció la intervención y había un hombre algo más mayor, que guiaba al que era mi doctor responsable.

La operación fue a medio día y la tarde la pasé bien. Pero la noche, ay amigo, qué dolores. Y es que eso de te rompan un hueso y te lo unan con tornillos…pues como que no hay calmante que te alivie. El dolor fue remitiendo gracias a Dios y pasadas 72 horas de la intervención, apenas tuve momentos agudos en forma de pinchazos en la semana siguiente. Ya no tomé medicación, ni siquiera ibuprofenos, a partir del quinto día.

COMENTARIOS FINALES

Según las leyes de la Autonomía de Madrid, todo madrileñito de a pie tiene derecho a una segunda opinión clínica en un centro distinto del que le ofrecieron diagnóstico original en menos de una semana. Aquí la norma. He removido Roma con Santiago y es mentira. Papel mojado. Ni 48, ni 72 horas ni una semana. Este derecho es simplemente ciencia ficción.

Espero que el relato ayude a cualquier persona que un día busque desesperado información por internet. Siéntete libre de preguntarme lo que quieras en forma de comentario. Hay datos que he omitido, por no hacer más largo el texto, como las peleas con el personal de administración de distintos centros públicos y privados, que cómo no,  han provocado retrasos y quebraderos por la rigidez burocrática de la que son fieles siervos, a la que suman su desidia e ineptitud. Prefiero olvidarlo.

También los nombres de los doctores y centros médicos, pues, a pesar de sentirme con la libertad de hacerlo, prefiero preservar en principio el anonimato de los profesionales.

Sólo espero poder recuperarme plenamente, y ya parece que voy mejor. Andar sin dolores es un logro para mí hoy. El área está un poco inflamada tras estar rato de pie y la cicatriz visible (me he estado echando rosa mosqueta y algo hace).  Por cierto que a la cicatriz no dé el sol.

A los seis meses, puedo optar quitarme los tornillos con una sencilla operación ambulatoria y anestesia local. Básicamente te meten un tajo y con la Blak&Decker desatornillan. Al rato sales andando. No sé si lo haré. En teoría no deben molestarme. También ser expulsados por el propio cuerpo al cabo del tiempo.

Antes de retomar cualquier actividad deportiva, me practicaré otra resonancia magnética o TAC -creo que si mantengo los tornillos, la reso sale mal-; me lo indique el médico o no, pues considero que una prueba 3D es básica para contrastar empíricamente que eso, esta curado.

Si has llegado aquí, amigo, sólo te digo una cosa más. Suerte y paciencia,  mucha paciencia. Y sobre todo, ¡salud, mucha salud!

 

 

 

 

 

 


La conversación social y mediática (casi siempre lo segundo como causa de lo primero), es incesante en torno a la figura del género femenino. Se promueve en series, televisión, cine, informativos, programas de radio, actos políticos, sociales, empresariales, publicitarios, creaciones musicales, artísticas y formatos de toda índole. Ni un día fuera de la agenda periodística. Hasta los cojones de propaganda feminista, digo, estoy (y seguro no soy el único).

1551978132_178422_1551978305_noticia_normal

La mujer, se ve a diario referida y condicionada en su conjunto desde TODOS los medios, con un discurso cultural uniforme, sostenido y machacón (con independencia de la linea editorial de cada emisor). ¿Casualidad? Esta orquestación, tal y como justificamos en un artículo previo, responde a una voluntad inequívocamente sistémica. Cómo no lo será, que hasta San Google clasifica y publica negocios con distinciones como “Regentado por mujeres”.

Screenshot_20190502-181111

Y bien, ¿qué esperan los autores de este mensaje,  con este  regadío ideológico constante?

Empezaremos por desgranar qué se dice desde la industria de los medios. Y es que la matraca evangelizadora, se divide en dos grupos fundamentales:

  1. La mujer oprimida o  víctima: el macho me esclaviza, el hombre acosa, maltrata, hay un techo predefinido en la carrera profesional sólo para las mujeres , hay una sueldo inferior previsto para ti en caso de que seas hembra, se necesitan cupos por ley para garantizar la promoción de la mujer, etc.
  2. Y  la mujer empoderada o súpermujer: yo decido, yo elijo, la mujer no depende de nada ni nadie – y menos de un hombre-, la mujer es capaz de todo, la primera mujer que … seguido de cualquier cosa que antes hizo otro hombre,  etc.

Por un lado, se hace campaña pro-mujer, amparándola en un supuesto entorno victimario , para a la vez, empujarla a los confines de una  libertad tan idílica como pretenciosa, a una autonomía tan emotiva como abstracta. En realidad, hay que reconocer que el trabajo de ingeniería social está muy bien diseñado, pues estas dos categorías actúan como complementarias, en función del estado de ánimo y las capacidades de la receptora. Están listas para consumir como alimento instantáneo del ego.  “El mundo es malo” -grupo 1- y “Yo soy guay”, grupo 2.

imagensuper

Y para auparla a la conquista de ese legítimo espacio propio, de ese oasis libertario, ( y ahí está la trampa, amigos) se cuenta en exclusiva con su voluntad y sus méritos. Sus esfuerzos y valía en el desempeño laboral y profesional harán el resto. “El trabajo os hará libres”, que promulgaban los nazis a la entrada de sus campos de concentración, y que ya había sido dulcificado con el  verso de “El sueño americano”, ha sido ahora revestido adhoc, para endosárselo al público femenil.

La mujer tiene ahora en la cúspide de su educación la tarea de producir, que ha sido sustituida por la concebir hijos y/o mantener una familia. No es que le digan: no tengas hijos. La cosa es más sibilina: les dicen trabaja duro para ser libre (que dificulta enormemente cuando no impide el hecho de ser madre). Les han cambiado un bebé,  por un molón Audi, en el mejor de los casos.

8demarzo

Ya hace décadas que el Sistema comenzó a picar piedra en ese sentido con el repudio y desprestigio de las tareas domésticas.  Disponer de tu tiempo vital, para emplear buena parte de él en tu hogar y tu familia ha quedado asociado a estereotipos esclavistas. Al contrario, echar el bofe por madrugar para trabajar fuera de casa, dedicar todo tu tiempo, un día tras otro, a un trabajo o jefe -que se deshará de ti en el momento en el que deje de interesarle-, por un sueldo que en la mayoría de los casos da para simplemente subsistir, es un cotizado objeto de deseo. Perversa paradoja; ¡bendita liberación! Trabajar en casa para redundar en tu beneficio directo y calidad de vida, malo. Trabajar fuera para enriquecer a un tercero, bueno.

Para terminar de entender el discurso, hablemos ahora de las beneficiosas consecuencias para el Sistema de esta estrategia propagandística,  y del por qué de este aluvión mediático que enfoca a la mujer a convertirse en ente productivo:

  • Aumento de la demanda laboral, contrataciones más baratas. Con la mujer incorporada al mercado laboral, el número de demandantes activos de empleo casi se duplica. Necesariamente, el precio de la oferta baja. Antes, con un trabajo en la familia, llegaba. Ahora con dos, casi no.
  • Segregación de hombres y mujeres. Al ser el hombre presentado como enemigo directa o indirectamente (por tener más privilegios, por abusador), se promueve la desunión de sexos. Nada de vida en común. Se induce a lo contrario. Esto tiene  efectos importantes:
    • Ya no será necesaria una vivienda; sino que se precisarán dos: una para él, otra para ella. Y dos coches, y dos facturas de la luz, y dos litros de leche a la semana, dos líneas de teléfono etc. Se duplica la demanda de bienes, se duplica el consumo. Y con ello, los impuestos.
    • Descenso de la natalidad. Pero, ¿acaso hacen falta más niños en este superpoblado mundo? Con cada vez más máquinas sustituyendo al hombre en tareas productivas, la necesidad de mano de obra ha bajado. Además el mantra del ecologismo, de lo sostenible, se perfila más asequible con menor población.
    • Individuos separados, individuos aislados. Sin preocupaciones sobre una familia propia, se fomenta el individualismo, construyendo una sociedad menos cohesionada. Más consumista, más dependiente de la rueda del Sistema, más débil en definitiva.

¿Quienes ganan con este escenario? ¿De verdad cree el lector que son distintos a los propios impulsores del mensaje? ¿De verdad crees, mujer lectora, que imitar las acciones del sexo masculino te hace más libre y mejor persona?

Por mi parte paro aquí. Que no quiero hacer esto más largo y además he quedado para tomar café.

Buenas tardes tengan e intenten un camino libre, pero un poquito más libre.


Lo guiri

24Dic18

21017Pieles blancas que tornan rojizas. Ojos claros tras gafas de sol. Alubias en el desayuno. Y tortilla y huevos fritos. Ajjj. Restaurantes a pie de playa, con fotos-ficción de cada plato, como en McDonalds. Luces en los escaparates. Luces en las terrazas, luces en el hotel, incluso en el lavadero de coches: todo es una disco.

A comer a la una y a cenar a las 7, ¿perdona?. Vino peleón, paella y sangría. Zenkiu por gracias y cerveza. Y otra, y otra más. Y de postre en la cena, más. Ajjj.

Chanclas con calcetines. Gorras y maquillaje. Mallas de atletismo con zapatos de salón. Muertos de insolación.

Patatas fritas y sándwiches. Barrigas interminables.  El diario The Guardian.

Selfi en la piscina, selfi en el hotel, selfi en la playa. ¡Foto del agua mineral! Jubilados refugiados. A cientos. A miles.

Relaciones públicas comiéndote la oreja. Vendedores ambulantes a gogó. Despendole.  Ruido. Tirarse de un balcón. Borrachos hasta el alba.

Sin aperitivo, sin siesta, sin sobremesa, sin buenos días.

Lo hortera, lo evitable, lo incorrecto: lo guiri.

 


Ni tengo perfil en Instagram, ni en Facebook, ni en nada que se le parezca. A duras penas mantengo un perfil virtual profesional medianamente actualizado. Y es que nunca le he dado validez a este tipo de herramientas, y menos aún les he encontrado un sentido o utilidad legítimos. ¿De verdad sirven para comunicarse? ¿ A qué nivel?

captura-de-pantalla-2016-11-18-a-las-9-18-31

Pese a haber escuchado decenas de casos de perfiles falsos creados para espiar, manipular, confundir, seducir, extorsionar o simplemente procrastinar; aún he llegado a tener que soportar cuestiones del tipo “¿cómo voy a saber si eres de verdad si no tienes Facebook?” – y no precisamente emitidas por adolescentes-. Demostrar la identidad de alguien por la existencia de un perfil virtual, sería tan veraz como afirmar que Hitler vive en Lanzarote porque no se le ha encontrado muerto.

Un uso fidedigno que tienen es el de aparentar. Y otro más fiel si cabe es el de vender. O venderse. Reconozco comprendí de lleno la profesión de chic@s-anuncio cuando conocí de casualidad a Marina Pukhyr en un viaje en tren. Yo volvía de trabajar en Málaga, nos tocó de compañeros de asiento y entablamos una amistosa conversación. Marina es una chica menuda, de origen ucraniano, que vivía en Marbella con su mamá y apenas con diecisiete años, se había encontrado en la habilidad de captar la atención de terceros mediante perfiles virtuales en askfm, donde jóvenes con ganas de intimar, aclararse o exhibirse, interactúan con preguntas y respuestas. De ahí pasó a hacerse fotos para instagram y después empezó a editarse vídeos para la página de Youtube. Hoy ya es una celebridad en ese mundillo.

channels4_banner

El hecho de que alguien tan joven, fuese en ese momento a Valencia sola, a cobrar un dinero para hacerse fotografías destinadas a una red social, me puso en claro el modelo de negocio. Captan la atención de otros, y luego promocionan productos de terceros que presentan en ocasiones de forma sibilina y otra más directa, a todos esos que emplean su tiempo en verla. Que la ven cinco mil, he ahí la audiencia del anuncio. Y esa difusión, tiene un precio en el mercado publicitario.

531021_compro-oro_foto610x342

Mal comparado, es como ese pobre hombre que va con el cartel de “Compro Oro” por las calles de la ciudad y que le pagan por que los transeúntes vean su anuncio colgado de su cuerpo. Creo  por cierto más saludable el trabajo del hombre del cartel, que además se pasea y le da el aire. Pues de verdad, no sé hasta qué punto es saludable para uno mismo representar una vida ficción de forma tan continuada.

Mirar, reconocer, entretener con la vista y el oído (y un poco más antes, con la lectura), está ligado a la condición humana. Por tanto, si hace menos de un siglo se empezó a usar la tele y a introducirse publicidad a través de ella, cómo no va a entenderse el fenómeno de estos chicos que se buscan la vida vendiendo(se) y que se dedican a crear contenidos para páginas con miles de suscriptores.

La profesionalización en este sector de identidades virtuales con fines comerciales roza lo hilarante, y llega hasta la construcción de vidas totalmente ficticias; donde existen empresas  que recrean la aparente vida (nunca mejor dicho) de actores y modelos seleccionados a tal fin. Muestra de esta situación, la curiosa entrevista mantenida por el periodista Adolfo Arjona recientemente en su programa “La noche de Cope” a una agencia zaragozana del sector, llamada 3lemon. Ustedes lo disfruten.

Pinche este enlace para oír la entrevista.

 

A más ver. Cuídense y gracias por leer.


Cuatrocientos cincuenta y un goles, por delante de mitos como Raúl González (323) y Di Stéfano (308)  le han convertido en el máximo goleador del Real Madrid, el club más laureado del mundo del fútbol y uno de los equipos más importantes de la Historia del deporte.  Apunte para millenials y Ministros breves despistados: el deporte es Cultura.

filing_images_c4730569c152

No sólo encabeza esa lista; es también el máximo goleador histórico de la Liga de Campeones,  con ciento veinte tantos, y acumula en su haber cinco balones de oro y otras cuatro botas del mismo metal. Sin necesidad de más pistas, habrás intuido querido lector, que el deportista que referencia el titular es Cristiano Ronaldo, alias “El bicho”,  CR7, o simplemente Cristiano.

A sus treinta y tres años, le esperan nuevos tiempos en Turín. La guerra de egos que iniciaron él y el club anni fa, que diría un italiano, ha desembocado en su marcha a la Juve. No estoy aquí para alabar o criticar la gestión del club (ya que hasta el mismísimo Di Stéfano salió con cajas destempladas de Chamartín) sino sólo para pedir que nos dejen a los madridistas que enterremos a Cristiano. Que podamos hacerlo tranquilos y  en paz, que bien merece un tiempo de duelo y reflexión su despedida: al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.

cristiano-ronaldo

“A casi la mitad de los fichajes la camiseta les queda grande”, se comenta año tras año; que “en el equipo de donde venían lucían mejor”; que “parecían otra cosa”. Es llegar al Madrid y su saber hacer desaparece, se evapora, su rendimiento queda reducido a la anécdota. Y es que este escudo pesa; y pesa mucho.

La vida en el Madrid es diferente a cualquier estancia previa. Estar en el club blanco es estarlo en el ojo del huracán día sí y día también.  Es ser objeto de la crítica, el chisme y la chanza constantes.

Para todos tus rivales, además, te conviertes en su objetivo número uno. Su entrega, cuando te tengan delante, será total. Y su motivación, la más alta posible. Y será así cada miércoles, cada domingo; cada día de partido es un examen final. Máxima exigencia desde de la grada,  desde el campo y desde la tribuna mediática. Sin tregua ni cuartel: así es la experiencia Real Madrid.

En este contexto tan áspero y difícil, sólo profesionales a carta cabal colmados de virtudes consiguen sostenerse un tiempo. Y sólo unos elegidos, consiguen además brillar, como así lo refleja el currículum de servicios prestados por Ronaldo.

1531158884_517004_1531234850_portadilla_normal

La profesionalidad hasta el empecinamiento, la ambición y dedicación sin límites, su dotación técnica y física sin duda, pero sobre todo su condición psicológica, le han llevado a Cristiano a superarse cada año y elevar al club y a si mismo a cimas que sólo agigantan su figura.

Chulo, le dicen muchos. Y digo yo, mirando desde otro punto de vista: ¿no es condición sine qua non tener ese nivel de autoestima para superarse y sacar lo mejor de uno mismo en ese contexto tan hostil? Qué no sería de muchos que le critican con esa etiqueta fácil si estuvieran en su situación, rebosantes de dinero y fama. ¿De verdad optarían a trascender como se ha propuesto y conseguido Ronaldo?

El club le ha dedicado un <<Gracias Cristiano>> con este emotivo vídeo-despedida, que recopila muchos de los mejores momentos del jugador con el Madrid:

A este precioso documento, le falta alguna imagen menos triunfal, pero más icónica para mi gusto, como el empujón a Guardiola quitándole el balón, que muestra de forma genial esa actitud rebelde, competitiva y sin complejos que adolecimos durante algún tiempo y que el luso ayudó a rescatar.

c9138877110d2c4f85e08d7f59e929c7

No sé lo que ocurrirá mañana y cómo será el Madrid venidero. Lo que sí  sé, es que pasará mucho tiempo hasta que podamos volver a disfrutar de otro con  tu rendimiento tu entrega y tu coraje. Se nos va un macho alfa, de estos pocos que pululan en el universo; de los que no se achantan NUNCA. De los que hacían una garantía lo de “Hasta el final vamos Real”, de los que montaban en rebelión ante cualquier mal resultado; de los que hacían cierto aquello de que “para matar al Madrid, hay que matarlo varias veces”.

Vete y vete tranquilo, que ya has escrito una página imborrable. Tu nombre está grabado con letras de oro y brillantes en la historia del fútbol al lado del mejor club posible. Por eso, sólo decirte: Gracias y aquello de Un, dos, tres, ¡Hala Madrid!

Ah, y casi se me olvida. Sólo una cosa más: Siiiiiiiiuuuuuuuuuu