La mafia del pase

02Ago19

Temporada 19/20 y retoma el pulso el Real Madrid con una imagen que recuerda mucho a la del año pasado. Jugadores en mejor o peor forma, que son capaces de organizar defensas numantinas, tocar el balón hasta marear al rival y llegar con poca o nada mordiente al área contraria.

karim-benzema-paris_15_970x597

 

Hemos fichado a algún jugador de relumbrón, como Hazard y algún otro defensa que está por ver en qué queda (Milatao, Mendy) – siempre he creído que los entrenadores fichan a jugadores con los que se llevan comisión, sino que me expliquen lo de Mendy y la salida de Reguilón cedido-

Pero amigos, no hemos recuperado ninguno de los 50 goles por temporada que nos dejaba Cristiano Ronaldo. Seguimos sin Gol, que es la esencia del fútbol y lo que hace sumar puntos y ganar partidos. Somos capaces de anestesiar al contrario a base de encadenar pases. Y sedar al público también. Ojo que puede ser un recurso muy válido para controlar un partido – recuerdo la gloriosa final de la duodécima, los italianos de la Juve estaban buscándola aún-. También, en momentos de inspiración, conseguimos una tormenta perfecta de combinaciones y armar un contraataque letal;  pero lo normal viene siendo que si llega un balón al área, es con un mal centro que nadie remata o para que la coja Benzemá, uno de los capos de la mafia del pase, caracolée y busque asistir a un compañero -normalmente imaginario- o termine jugando el balón hacia atrás.

Y es que la mafia del pase, es ese conglomerado infinito de tocones que atesora la plantilla, y que según quién juegue, son Modric, Kroos, Isco, Marcelo, Benzemá, a los que este año contagian inevitablemente (esta mafia del pase seduce a cualquier jugón que se precie) a Rodrigo, Kubo y Hazard. Vale que Bale no entrase en la mafia del pase. Pero bueno, es que este no ha entrado ni en España.

Lo que no se da cuenta Zidane, es que seguimos sin gol. Y de lo que tampoco se da cuenta, es que el Real Madrid, desde tiempo inmemorial, siempre ha tenido a dos delanteros con un rol complementario. Un asistente, que abría huecos, guerreaba con los defensas, recibía de espaldas, asistía a las llegadas y aunque hiciera algún gol, no era su vocación principal, y otro delantero que es un matador, un rematador, que vive por y para gol y que cada balón que recibe, busca introducirlo en la portería ajena con la heurística más breve posible.

“A menudo me siento más contento dando un pase, que marcando el gol yo mismo”. ¿Recuerdan quién dijo esa frase?. Sí, Emilio Butragueño, el Buitre, compañero de ataque del matador mejicano Hugo Sánchez. Y de Raúl con Zamorano, Morientes, Van Nistelroy y después Ronaldo Nazario, ¿también se acuerdan?. Y en las últimas fechas, “ese 9 con alma de 10” que se autoproclama Karim Benzema, escoltando al bicharraco de Cristiano. Pues eso, siempre delantero más pasador combinado con otro más matador.

Pero ahora resulta que tenemos sólo a Benzema arriba. Que técnica tiene y mucha; y envergadura y sus golitos hace. También sus asistencias. Pero es que este 9, tiene que estar acompañado del verdadero 9, “de un 9 con alma y cuerpo de 9”, del tío de área que recibe y no mira al compañero, mira la portería. Mariano es nueve puro, Jovic parece que también. Morata, con su torpeza, lo era. Cristo, que se ha ido al Udinese, lo es. ¿Mayoral? No, Mayoral es una versión mejorada de Benzemá, tiempo al tiempo, pero hemos quitado al máximo goleador de la Historia del equipo y nos ha dejado un hueco que el entrenador no acierta a reparar. ¿Tan difícil es, señor Zidane?. Haga usted la de sustituir a jugador por jugador del once, y aunque sea por fuerza bruta, dará con la tecla. Pero no sea usted tan torpe de mantener este “equipazo”, como usted dice y estoy de acuerdo, con esta inoperancia ofensiva galopante. Si los goles no llegan,  ¿no se le ocurre tocar alguna pieza de la delantera? Por favor, Zidane, que los pases están muy bien para elaborar el juego,  pero una vez alcanzada el área, ¡hay que tirar!, hay que definir, y para eso hace falta jugadores que hagan el gol, que parece que jugamos muchas veces a fútbol sala, hombre.

7c911bde348c411fa8dcbd1f725964d6-kvyf-u463803138853qug-980x55440mundodeportivo-web

En fin, rezando para que se le ilumine al calvo la bombilla, o alguno de sus asistentes, cierro sesión, deseando una próspera temporada a todos los madridistas de bien; eso sí, con los dedos cruzados. Que alguien se lo haga ver, por favor. Que de obvio, es hasta tonto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



No Responses Yet to “La mafia del pase”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: